0

La cultura aborigen

Publicado por el .

 Montañas de Canarias

El origen de los primeros habitantes de las Islas Canarias se sitúa en el norte de Áfrcia, y presenta, como es natural en estos casos, diversos contrastes con el posterior nivel de desarrollo económico y social. La agricultura era la base de la economía de la población aborigen de Gran Canaria.

Las cuevas les servía de habitáculo, y no sólo como lugar para guardar el material agrícola, o como establo, tradición que continúa en nuestros días en las Islas Canarias. Otro tipo de habitáculo era utilizado por los aborígenes, excavados en cuevas, en la montaña. Esta es la herencia de una cultura que ha sabido comprender las ventajas de construir sus casas en la roca, cuando los materiales del entorno eran propicios para ello.

Precisamente, en Gran Canaria, encontramos las ciudades más importantes compuestas casi exclusivamente de casas-cuevas: Artenara, Cueva Bermeja, en Guayadeque, La Atalaya de Santa Brígida, Hoya de Pineda y otras más.

Este mundo, más o menos idílico, experimentó un primer choque significativo con la cultura europea a comienzos del siglo XV. Con razón se ha dicho que los primeros habitantes de todas las isla tuvieron una cultura similar, pero con el tiempo, el aislamiento hizo propicia la dispersión, a pesar de que todavía podemos encontrar algunos vestigios de aquel primer tronco común.

 Más información – Los invasores de las Islas Canarias

Te puede interesar

Escribe un comentario