0

Betancuria una ciudad con mucha historia

Publicado por el .

 Betancuria

El Papa Benedicto XIII en 1416 redactó una bula para fundar el monasterio franciscano. Esta bula permitió a Pedro de Pernia y a Juan Baeza construir el monasterio. Sin embargo, la construcción se retrasó y en 1423, el Papa Martín V designó al hermano Juan Baeza a través de una nueva bula, para la construcción del convento.

El monasterio se construyó unos años más tarde con el hermano Diego de Alcalá. Para 1454-1455, los señores de la isla, Diego Herrera e Inés García Peraza, que vivieron en Betancuria en el siglo XV, agrandaron el monasterio. Diego García Herrera murió en 1485 en Betancuria y está enterrado en el monasterio de San Buenaventura.

Durante el siglo XVII, la iglesia del monasterio fue ampliada. Aún se pueden ver los muros de esta iglesia, sin embargo sólo se conservan algunos restos de los cimientos del monasterio.

Betancuria tiene fama de ser un pueblo noble, y de haber sido la capital de las Islas Canarias. A pesar de los centros económicos y políticos que se encuentran en otras zonas de la isla, Betancuria sigue albergando un patrimonio muy importante a través de sus edificios y de su propia historia.

Más información – Fuerteventura, la isla de las playas infinitas

Te puede interesar

Escribe un comentario